Etengabeko Hobekuntza

Mejora Continua

Sabemos a dónde queremos ir

EUSKERA

Junio, nuestro muro de las lamentaciones


Llega el sol, la primavera, la luz y todo se va recobrando de ese letargo invernal. A nosotros ese despertar nos avisa de que está llegando el fin de algo, son fechas en las que vamos a cerrar cursos, proyectos, ciclos de trabajo, etc. Para ello empezamos a si hubiera 350remover toda la infraestructura para recuperar esa información que nos va a hacer falta.

Y con frecuencia nos pasa que es ahora, precisamente, cuando nos encontramos “frente al muro de las lamentaciones”: la mesa, el ordenador y… lo que no tenemos, lo que falta. Y es cuando nos damos cuenta que si hubiéramos hecho tal o cual cosa…, que si en la planificación hubiésemos…, que si en las actas o las reuniones…, los seguimientos, los indicadores, los objetivos …

La planificación, ayuda


Probablemente algunas cosas no tengan remedio, pero sí podemos aprender la lección: si tenemos planificaciones con sistemáticas de trabajo y seguimiento, es más difícil volver a caer en el muro de las lamentaciones.

Ahora podemos empezar a prever y planificar para que no vuelva a pasarnos el siguiente curso.

Planificar no es cuadricular ni quiere decir desangrarse en desarrollos de acciones y  tareas a todos los niveles, donde todo está controlado al milímetro; es asegurarse un reto y una meta clara.

“No es posible resolver los problemas de hoy con soluciones de ayer” (R. Van Oech).

Sabemos a dónde queremos ir


Y en situaciones de tanta incertidumbre y tan cambiantes, nuestra planificación estratégica debería intentar posicionarnos en un escalón superior, introduciendo nuevos elementos que antes no hayamos trabajado, siendo innovadora y creativa en sus “cómos”, explorando nuevas soluciones a los nuevos retos.

Hablamos de grandes líneas de trabajo, de objetivos bien formulados soportados en análisis de datos. Con apoyo de los recursos necesarios, secuenciados en el tiempo y con un seguimiento que nos permite reconducir a medida que avanzamos. A medida que desbrozamos el camino, vemos con más claridad el siguiente paso.

¡Ojo!, pero sabemos de antemano a dónde queremos ir. NO estamos improvisando.

Lo otro ya sabes qué consecuencias tiene, inténtalo de otra manera y no vuelvas al “muro de las lamentaciones”.

¡Disfruta junio!

Utzi zure komentarioa | Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: